Patrimonio cultural prehispánico de Chiapas. Tenam Puente y Chincultik

En los últimos años, he tenido la oportunidad de caminar y andar por varios lugares. Como he intentado dar cuenta en este espacio, he dejado constancia de bellezas naturales de Chiapas que aún existen.
Sí, escribo "aún" porque cada día las tragedias naturales se extienden por el mundo y por nuestro pequeño entorno, el que vivimos día a día; por ejemplo, justo hoy, la bruma bajo la cual amanecemos los pobladores del sureste mexicano, en Chiapas, en Tuxtla Gutiérrez, es el resultado de las quemas constantes de pastizales y vegetación para preparar la siembra. Además, las ambiciones políticas y económicas, impulsan a los más pobres de los pobres a invadir terrenos que están considerados como reservas naturales o áreas de amortiguamiento ambiental. Acción ésta que lleva a los invasores a quemar más naturaleza para que ahí puedan establecerse, bajo la complicidad de líderes, autoridades y empresarios. Qué pena!
Pero el motivo de este texto es otro. En este andar por espacios y grupos, con varios jóvenes hemos empezado a mirar hacia el patrimonio, hacia aquellos objetos, personas, naturaleza, ideas y actividades que van quedando en nuestra personalidad, a veces sin que nos demos cuenta, es decir, ahí se quedan de manera inconsciente. Pero están, existen.

Así, en esta ocasión les ofrezco algunas imágenes de dos sitios arqueológicos que muestran a simple vista un poco del pasado maya. Se trata de Chincultick y de Tenam Puente. El primero, ubicado en el municipio que tiene en su territorio a los Lagos de Montebello: La Trinitaria; el segundo, a escasos kilómetros, en los límites de Comitán. Es decir, pueden visitarse tomando como sede cualquiera de las dos cabeceras municipales, en la frontera sureste de México.

Van las imágenes:

1. Chincultik

Acceso principal a Chincultik. Fotografía de Rafael de J. Araujo González

Vista lejana del edificio ´principal de Chincultik. Fotografía de Rafael de J. Araujo González

Detalle de la pirámide principal de Chincultik. Fotografía de Rafael de J. Araujo González

2. Tenam Puente:

Juego de pelota, en el acceso a Tenam Puente. Fotografía de Rafael de J. Araujo González

Acceso a otros edificios de Tenam Puente. Fotografía de Rafael de J. Araujo González

Vista superior de Tenam Puente. Fotografía de Rafael de J. Araujo González

Como parte de lo que hemos heredado, estos sitios construidos por quién sabe qué razones y por un número indefinido de personas, con una tecnología poco identificada, nos dejan ver y sentir una vida diferente, como solo pudo existir hace más de mil años.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Paso Burro, Berriozábal

Mural en las calles... y en el río también!

Construcción del patrimonio natural local: el parque del oriente en Tuxtla Gutiérrez